NUESTRA PROPUESTA

Gracias por visitarnos e interesarte por nuestro trabajo. Para nosotr@s no sólo es un trabajo, es una forma de vida y también es nuestra pasión a la cual dedicamos una gran energía y mucha parte de nuestro tiempo, es parte importante de nuestra vida.

Somos un grupo de personas: terapeutas, psicólog@s y profesionales de ayuda que estamos a tu disposición para acompañarte con tus dificultades en las relaciones ya sean de pareja, familiar, en el terreno laboral o social.

A veces perdemos el sentido de nuestra vida, a veces nos sentimos desubicad@s, nos invade una sensación de insatisfacción, a veces nos encontramos sol@s rodeados de gente, y no sabemos muy bien que nos está pasando.

Otras veces sentimos angustia, ansiedad, estrés, no nos sentimos como nos gustaría, estamos inquiet@s, enfadad@s, y esa situación se alarga y se hace “estable” en nuestro día a día.

Otras veces simplemente no estamos a gusto con nuestro día a día, sentimos la sensación de que algo nos falta, de que no estamos en el sitio adecuado, en el lugar adecuado, e incluso sentimos que no estamos con las personas adecuadas para nosotr@s.

Todo esto tiene una causa, un motivo de ser y nuestra labor es acompañarte en esta búsqueda, poner luz en los lugares donde tu linterna no llega, acompañarte a entender que está ocurriendo para así tener la posibilidad de poder actuar de otra forma, de una nueva forma, e intentar que los momentos difíciles vayan siendo los menos posibles y los momentos de sentirte en compañía y en paz vayan creciendo en el tiempo.

No trabajamos con patologías.

Somos terapeutas, trabajamos con el arte, con herramientas terapéuticas como la bioenergética, la gestalt, meditación, creemos en el autoconocimiento y en la trans-formación personal.

Somos humanistas, creemos en la bondad del ser humano, y sabemos que nuestra educación y el entorno social ha interrumpido el potencial que cada un@ de nosotr@s tiene, creemos que en la búsqueda de este potencial está el sentido de nuestra vida.

HERRAMIENTAS DE TRABAJO

Encuadrada dentro de la psicología humanista, la terapia gestalt en su origen se le ha llamado también “terapia de contacto”. Para l@s que la hemos estudiado y practicado es algo más que una terapia, es una forma de vivir, una forma de estar. Busca el contacto genuino y autentico en el aquí y ahora.

La gestalt bebe del psicoanálisis, de las terapias corporales, del psicodrama, de la terapia en grupo, de las corrientes orientales generando un marco en el presente en donde se experimenta emocional y corporalmente la vivencia personal, sacando a flote aquello que nos dificulta un contacto completo con nuestro entorno, poniendo énfasis en la toma de conciencia y abriendo un camino de movilización que favorece el cambio.

Nuestra energía corporal y mental sufre bloqueos que dificultan el buen vivir; hemos nacido con capacidad de disfrute y placer pero nuestras estructuras mentales dificultan nuestra libre circulación de energía provocándonos malestar emocional y físico.

La terapia bioenergética tiene como objetivo liberar estos bloqueos corporales para poner a disposición toda nuestra energía en busca de la satisfacción y el placer personal.

Es una disciplina terapéutica humanista asentada en la terapia gestalt. Pone el arte a disposición de la salud y el conocimiento personal.

El arte es un lenguaje de expresión personal y auténtica, una forma de relacionarme conmigo y con el mundo. Vivenciando y entendiendo este lenguaje nos podemos conocer y establecer una relación mejor con nosotr@s y con nuestro entorno.

Utilizando el proceso creativo, con la ayuda de técnicas interpretativas y de terapia Gestalt, como vía de conocimiento y expresión, podemos darnos cuenta de la realidad, desdramatizando a través de la dramatización, riéndonos, llorando, gritando… liberando así nuestra verdadera expresividad, dándole un poco más de luz a nuestro ser, acercándonos un poco más a él, expandir nuestro abanico emocional con un poco más de conciencia y poder así desidentificarnos del personaje que nos hemos creado para actuar en la vida.

EQUIPO HUMANO

Paco Correderas
Paco CorrederasTerapéuta Humanista Multidisciplinar

PACO CORREDERAS

  • Terapeuta Gestalt. Formado en la Escuela madrileña de Terapia Gestalt (EMTG) (2005/2008)
  • Formado en Psicoterapia Clínica Integrativa en IPETG (Instituto De Psicoterapia Emocional y Técnicas de grupo) de Alicante. (2009/2013)
  • Arteterapeuta Humanista. Formado en El Caminante. Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Humanista. (2005/2008)
  • Postgrado de Análisis de Proceso Grupal con Paco Peñarrubia. (2012)
  • Postgrado de Creatividad con Paco Peñarrubia. (2012/2014)
  • En la actualidad realizando el Programa SAT Creado y dirigido por Claudio Naranjo.(2012/…)
  • Miembro del equipo clínico, coordinador pedagógico y ponente en la Formación de Arteterapia Humanista en la Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Humanista (2006-2013).
  • Director de “El Centro, Espacio Terapeutico” (desde 2013 a la actualidad)
Mi trayectoria profesional comienza con una profunda crisis personal que me empuja al conocimiento de lo que me estaba ocurriendo, tenía la necesidad de saber cómo había llegado a ese estado de desasosiego, angustia, miedo y desesperanza con la vida. En algún lugar de mí sabía que había una causa, un motivo,  una explicación a mi comportamiento y a la forma de sentir, pensar y vivir en este inicio de milenio.

Un amigo me recomendó unos cursos de teatro y danza. Con mucho miedo y mucha más vergüenza me atreví a llamar y apuntarme a estos talleres, ahí fue donde descubrí el teatro, la danza y con ella el cuerpo, mi cuerpo, el arte y una forma de hacer que me encandiló y me hizo tener esperanza. Poco después me di cuenta que esa forma de hacer, de abordar las conductas, emociones y pensamientos humanos se llamaba Terapia Gestalt, la cual conocí a través de la arteterapia, disciplina que es un regalo para el inicio de un camino de búsqueda que empezaría ahí y que en ese momento no sabía que me iba a llevar toda una vida.

Ahí conocí a Javier Almán, director de El Caminante, Centro de Arteterapia de Andalucía, de la mano del cual descubrí la unión entre arte y terapia, el poder de la creatividad y comencé a formarme en arteterapia. Paralelamente daba clases de danza contemporánea y danza teatro. Con muchas ganas de vivir y osadía montamos una pequeña compañía de danza con la cual viajamos, nos divertimos y aprendimos a vivir el arte y su poder intrínseco para sanar.

Fueron años de intensa vida, de descubrimientos externos pero sobre todo internos, con una convicción que va más allá de cualquier discurso mental y explicaciones más o menos honrosas, quería aprender y saber más, ir a la fuente de todo este movimiento gestáltico que parecía que en estos años principios del 2000  se expandía y popularizaba llegando a todos los rincones de nuestro país y de nuestro ser.

Ahí comencé a formarme en Terapia Gestalt de la mano de Paco Peñarrubia del que me siento discípulo y lo considero guía, del cual admiro muchas cosas, pero sobre todo su actitud de respeto y la creencia de la  bondad intrínseca del ser humano.

En estos años de formación intensa comienzo a trabajar en el centro de arteterapia de Andalucía, ahí comienzo a llevar grupos y entro a formar parte del equipo clínico de El Caminante y desarrollo mi trabajo como coordinador pedagógico de la formación de arteterapia formando a nuevos arteterapeutas, trabajo para el CEP, doy talleres de danza y terapia para profesores.

Mi pasión por la terapia y con la formación y el trabajo en grupos va en aumento. Esto me lleva a realizar un postgrado sobre grupos y otro sobre creatividad con Paco Peñarrubia.

En la formación de Gestalt, conozco a mi otro maestro, Juan José Albert y me formo junto a él en “Bioenergética y carácter”, una formación que me da un plus profesional que hasta ese momento no tenía.

Después de siete años trabajando en equipo en El Caminante, decido emprender mi propio camino, salir del Caminante, regresar a mi tierra, Córdoba, y montar mi propio centro terapéutico.

Continuo mi formación ahora con Claudio Naranjo y su programa SAT.

Aquí sigo  y espero seguir creciendo, madurando y aprendiendo para poder acompañar y seguir buscando la mejora de nuestro día a día.

  • Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt.
  • Miembro de la Asociación Andaluza de Arteterapia.
Eva Benítez de Lugo
Eva Benítez de LugoPsicóloga. Terapéuta Gestalt.

EVA BENÍTEZ DE LUGO

  • Psicología Clínica, 1987 – 1992
  • Practicante de Budismo Tibetano, 1999 – 2015Terapeuta Gestáltica. Escuela Madrileña de Terapia Gestalt, 2002-2005
  • Tutora de la formación de Terapia Gestalt. Escuela Madrileña de Terapia Gestalt, 2008-2011
  • Postgrado en Conducción de Grupos Terapéuticos, con Paco Peñarrubia, 2007
  • Postgrado en  Itinerarios Interiores: Arte y espiritualidad con Annie Chevreux. 6 ciclos, 2008-2014
  • Postgrado en Creatividad con Paco Peñarrubia, 2011-2013
  • Psicodrama Psicoanalítico. Centro Psicoanalítico de Madrid con Daniel Valiente, 2014-2015
  • Psicoterapeuta acreditada por la F.E.A.P.
  • Centro Gestalt Cervantes, con Paco Peñarrubia y Annie Chevreux, 2013 – Act.
    Grupos de crecimiento personal. Creatividad. Espontaneidad, 2008 – Act.
  • Escuela libre Eglantina. Dirección y coordinación, 2008 – 2009
  • Ayuntamiento de Valdemorillo. Concejalía de Educación Grupos de terapia infantil y grupos de escuelas de padres, 2005 – 2008
  • Consulta privada de terapia individual, 2004 – Act.
  • Institución Penitenciaria de Navalcarnero. Grupos de psicoterapia y de meditación. 2004
  • Ayuntamiento de Fuenlabrada. Servicios sociales. Psicóloga para proyectos de inserción social a personas con discapacidad, 1995 – 2002
  • Centro de Rehabilitación y psicodiagnóstico Dionisia Plaza.Departamento de Psicología, 1992 – 1995
Comencé a darme cuenta de mi respirar en el silencio del fondo del mar en Gerona, con 26 años. Hasta entonces mi atención siempre estaba lejos de mí, en el otro. De pronto algo vivo en mi interior se revolvió y tuve una fuerte crisis existencial. Aparentemente tenía de todo y sin embargo estaba profundamente insatisfecha, no podía soportar mi mundo cotidiano. Conocí entonces el Budismo Tibetano, fiel aliado en este viaje de domar esta mente nuestra. Empecé mi primera terapia y me formé en la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt impulsada por integrar la espiritualidad y la psicología.

La formación en Terapia Gestalt, el ser tutora de ésta después, realizar la tesina sobre la espontaneidad del ser y el trabajo profundísimo con Annie Chevreux y con Paco Peñarrubia desde el año 2000, me impregnan de la esencia de la terapia gestalt que hoy está en cada célula de mi cuerpo. Para mi ser terapeuta no es una profesión que ejerzo en la consulta o en mis grupos, sino una actitud vital y existencial que me habita independientemente de estar paseando con mis perros, en casa con mis hijos, compartiendo con amigos o trabajando. Es el desarrollo de mi propia humanidad desde lo más orgánico y corporal hasta un sentido de conexión con la Vida.

Con Paco y Annie siempre aprendí a darme cuenta de los excesos de mi carácter y de lo que quedó de éste negado en mi infancia, no para mejorar, sino para liberarme de la cárcel del ego. Ensanchar mi corazón y hacerlo libre de preferencias, para poder sentir lo que siento en cada momento. Aprender también a refugiarme en mi corazón y a descansar en mí interior. De forma paralela, un apoyo para descubrir mi manera, seguir el hilo de mi singular poesía, desarrollar la terapeuta artista. Muchos años de aprendizaje personal y profesional para aprender a descansar en mí y trabajar desde la conexión conmigo, en grupos e individual. Soltar los consejos y recetas de buena vida ( pues quien es nadie para saber de eso más que uno mismo y en cada momento) para adentrarme en la apertura del aquí y ahora, acompañando a las personas con las que trabajo a que se descubran y se encuentren con su autenticidad. Comprendo la terapia como un acompañamiento al autoencuentro.

Conocer a Daniel Valiente me regala la transmisión de la esencia del Psicodrama Psicoanalítico, que vivo como una ayuda muy valiosa para la independencia interior, para la libertad y para aprender a vivir desde la verdad de uno.

Oscuridad en la que vislubro estrellas de luz.
Dolor del que no necesito defenderme porque es mío.
Alegrías y penas entremezcladas.
Confianza que acoge la inseguridad y la desconfianza.
Valor para mirar el miedo de frente.
Flaquear y encontrar mi fuerza.
Mente espaciosa en la que no caben errores ni juicios.
Invierno de calor en el corazón.
Niña, mujer. Madre. Hembra. Humana.
Tiemblo y me siento fuerte.
Callo y escucho mi voz.
Impermanencia.
Certezas no absolutas.
Verdad, la mía.
Vida, la de la “V” mayúscula, que todo lo abarca.

  • Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt.
David Bauzó
David BauzóTerapéuta Gestalt. Ldo. en Arte Dramático

DAVID BAUZÓ

  • Terapeuta Gestalt. Formado en la Escuela madrileña de Terapia Gestalt (EMTG) 2005/2008
  • Postgrado de Análisis de Proceso Grupal con Paco Peñarrubia. (2015)
  • Postgrado de Creatividad con Paco Peñarrubia. (2012/2014)
  • Licenciado en Arte Dramático (especialidad en interpretación) por el Instituto de Teatro de Barcelona. 1998/2002
  • Master en Artes Escénicas por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. 2009/2010
  • Beca en el Teatro Nacional de Strasburgo.
  • Cursos de interpretación con Consuelo Trujillo, Andrey Zholdak, Fernando Piernas, Fernanda Mistral, Eva Lesemes, Txiqui Berraondo y Manuel Lillo.
  • En la actualidad realizando la Formación de Constelciones Familiares con Peter Bourquin y Carmen Cortés de  “ECOS-Escuela de Constelaciones Sistémicas” en Lamar, Escuela de psicoterapia Malagueña.(2015/2017)
  • Miembro del equipo clínico y terapeuta de El Centro Espacio Terapéutico desde 2013 a la actualidad.
  • Profesor de interpretación en la Asociación Paréntesis, Málaga, desde 2012 a la actualidad.
  • Profesor de interpretación en la ESAD de Galicia, en la Escuela Memory de Barcelona, Eòlia de Barcelona y el Galliner de Girona. (2008/2012)
  • Formador en talleres para personas en rehabilitación de toxicomanías, CECAS. 2011/2012
  • Parte del equipo de “Teatro Sin Límites”, un área de la escuela Eòlia para personas con alguna problemática diagnosticada. 2011/2012.
Paco me pidió que contara como había llegado aquí, a ser terapeuta. Que complicado me parece… Pues es tan sencillo como mirarme los pies. Un paso tras otro es lo que me ha llevado donde estoy ahora y los he dado todos yo.

El primero que me ha llevado aquí fue decidir estudiar Arte dramático e irme de mi pueblo Tortellà (Girona) a Barcelona, de Barcelona me fui a Madrid y allí, aburrido y muy frustrado como actor, ya que vivir de ello era muy difícil, quise olvidarme de la interpretación y me encontré con la terapia Gestalt. Me habló de ella mi buen amigo Quim, también fue él quién me dijo que había una terapeuta que me pondría los pies en la tierra. Así fue como empecé mi proceso terapéutico con Victoria Sanjurjo, con ella pude transitar la frustración y el dolor y con su apoyo empecé la fromación como terapeuta en “La Escuela Madrileña de Terapia Gestalt” en Madrid, donde me sentía y me siento en casa, con Paco, Annie, Enrique, Dália, Ageda, Amor….  Yo pensaba que estudiando para terapeuta me alejaba del arte dramático, era lo que en aquel momento necesitaba… Como me equivocaba.

En la formación conocí a Consuelo Trujillo, actriz, pedagoga, directora, maestra y maga, con ella aprendí a no buscar la perfección en escena para encotrar la verdad. Así sumé mi técnica con la verdad. Con Fernando Piernas, director y pedagogo, me di cuenta que muchos de los ejercicios que utilizábamos en la Gestalt eran los mismos que se utilizaban para la interpretación. Mi terapeuta me apoyaba mucho en que me dedicara a la docencia y a la terapia.

Al acabar la formación me cogieron como profesor en la ESAD de Galícia, y allí me di cuenta que podía dar clases… pero me faltaba algo y era poder desarrollarme como terapeuta también y es cuando decidí venirme para el Sur con mi buen amigo, y al que siento como a un hermano, Paco, buscaba apoyo en una profesión tan comprometida como es esta y el me lo dió.

Así fue como poco a poco y dejando la reveldía por el camino he ido uniendo mis vocaciones, el Arte dramático y el conocimiento personal y me he ido dedicando a esta bella profesión, siempre en contacto con lo más íntimo de cada uno, a veces para crear personajes en el teatro, y/o para acompañarlos en su proceso de crecimiento personal. Así que finalmente mis pasos me han llevado a Málaga y a Córdoba donde colaboro en “El Centro-Espacio Terapéutico”.

Escribiendo mi trayectoria me doy cuenta que hay mucha gente a la que dar las gracias… Así que GRACIAS.

  • Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt.
Manuel Amián
Manuel AmiánArteterapéuta Gestalt

MANUEL AMIÁN

  • Arteterapeuta Gestalt. Formado en El Caminante. Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Gestalt (2007-2010).
  • Graduado en Artes Plásticas y Diseño. Escuela de Artes y Oficios Mateo Inurria de Córdoba (2004-2006).
  • Formación en Arquitectura. Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla. (1996-2001).
  • Curso anual de Danza Vivencial con Victor Orive; Monográficos de Danza Contact con Andrew Hardwood, Silvia Auré, y Mª Carmen Arnó. Danza contemporánea con Carmen Montaráz y Esther Huerga en grupos anuales; Monográficos de Teatro de la provocación con Javier Almán.
  • Actualmente en formación en GESTALT en el “Centro de Investigación Psicosociológica Aplicada a las Relaciones Humanas” de Madrid (CIPARH).
  • Miembro del equipo clínico y terapeuta de El Centro Espacio Terapéutico desde 2015.
  • Codirector CAN Centro de Arte Naturaleza y Espacio de creación de Cuevas del Pino. Córdoba (2002-2015).
  • Creador y facilitador de los talleres de danza-teatro Danza del Ahora, y Cuerpo danzante (2005-2011).
  • Facilitador de talleres de arteterapia para Participación Ciudadana y Servicios sociales de Córdoba.
  • Director del Volunteer Work Camp de Almócita, Almería. 2009-2010.
  • Creador y coordinador del teatro vivencial infantil “Somos Naturaleza” 2012-2015.
Mi deseo de bucear en el misterio de la vida comenzó muy pequeño en el difícil amor de la familia creativa e inquieta en la que nací y crecí, y que permitió y estimuló esta búsqueda tan universal.

Fue ya cursando los estudios de arquitectura cuando asistí a un taller intensivo de Marta Legioiz, una médico neurobióloga del comportamiento. Con ella viví mi primera inmersión práctica y real en la autoestima, en el poder de los pensamientos, en el autoconocimiento y en la conciencia. A la vez la universidad me iba formando en sus laberintos racionales, e intelectuales, que también me apasionaban en su parte más creativa. Esa etapa terminó colapsando en una crisis personal muy fuerte, que me empujó a practicar un cuidado mental y físico de forma diaria. En este estado más sano de mi mismo, me uní a la creación de un grupo de diseño y construcción de títeres que dio lugar a una obra de títeres en gira, que sació enormemente mis necesidades de expresión de una forma muy libre y autodidacta. Y este proceso a su vez me hizo descubrir que quería bailar, que deseaba y necesitaba expresar con el cuerpo más, ya que siempre me había sentado muy bien. Y así comencé a vivir mi pasión por la danza a la vez que decidía dejar la universidad e irme a UK a buscarme la vida, y donde pude seguir con la danza, aunque no encontré lo que buscaba, que no sabía muy bien lo que era.

Fue a mi regreso cuando comencé a organizar actividades de arte y expresión en la Cueva, una antigua cantera árabe dentro de la finca familiar donde me crié, las Cuevas del Pino. La llamábamos las cuevas de los sueños pues toda persona que allí entraba soñaba con crear, con vivenciar “algo”, o desarrollar algún proyecto más o menos creativo allí.

A la vez comenzé un ciclo en Artes Plásticas y Diseño. Especializándome en el trabajo con la madera, que desde niño me gustaba.

Y fue en aquella época cuando asistí a unas jornadas de arte y crecimiento personal donde conocí la danza contact y empecé con el teatro con Javier Almán. Me adentré en este movimiento que une la creatividad y expresión artística y corporal con el autoconocimiento y la terapia.  Ese fue otro gran descubrimiento interior y profundo de mí mismo y la vida a través del cuerpo y la expresión artística. De allí y de otros lugares se unieron personas al grupo que creó y organizó durante varios años los primeros encuentros de arte y ecología en la cueva. Entre esas personas Paco Correderas, con el que además formamos grupo de danzateatro y anduvimos viajando y actuando, y facilitando talleres unos años.

Durante mucho tiempo he compartido y alternado el trabajo de arquitectura, diseño y la construcción, con esta profesión que crecía en mí como arteterapeuta, incluso llegándose a fundir en algún momento en el estudio Arquitectura Necesaria con la arquitecto Gema Mayer, en  proyectos como “Dibujándo_nos. Los vehículos del cuidado” o “Escala uno uno”.

Así me decidí a realizar la formación de Arteterapia Gestalt en Málaga con Javier Almán, que me había marcado profundamente en los talleres de teatro de la provocación, y fue uno de mis referentes principales durante todos aquellos años. Aprendí metodología, técnicas, y sobretodo me enfrenté a mi “guión de vida”, ese que todas las personas nos creamos, y en el que seguiré profundizando después a través del estudio del carácter.

Continué impartiendo talleres de arteterapia para los Servicios Sociales y Participación Ciudadana, a la vez que seguíamos organizando actividades en la cueva.

Me uní a mi hermana Isabel Amián y con el inmenso apoyo de la familia y amigos, creamos CAN, centro de arte y naturaleza, en Cuevas del Pino, donde ofrecimos un programa de microfestivales llamados CUEVINGs, donde se fundían varias artes escénicas.

También diseñé el proyecto de teatro vivencial “SOMOS NATURALEZA” y uniéndome al grupo “Teatro del Delirio” pusimos en escena este espectáculo vivencial y didáctico en espacios naturales.

Fue en aquel tiempo en una formación de un año en reiki donde entré en contacto profundo con la meditación. Y fue aquel proceso y las dificultades económicas las que me llevaron a irme lejos de nuevo aceptando otro contrato laboral en la construcción, viajando y viviendo en distintos países durante 2 años. Fue en Omán donde conocí a mi mujer Cecilia y donde comenzó la vida de nuestra hija Oceane.

Oceane nació en Córdoba, y aquí estamos la familia ahora, donde trabajo formando parte de este centro terapéutico, despertando el proyecto “Somos Naturaleza” y totalmente a disposición del espacio sagrado de la Cueva, de la expresión creativa, y del apoyo y acompañamiento a todas las personas que quieran vivir su vida de forma más plena y consciente.

  • Miembro de la Asociación Andaluza de Arteterapia.
Elisa Sanmartín
Elisa SanmartínTerapéuta Gestalt

ELISA SANMARTÍN

  • Terapeuta Gestalt. Formada en el Institut Gestalt de Barcelona.
  • Psicoterapetua Clínica Integrativa formada en IPETG
  • Formada en el proceso SAT con Claudio Naranjo
  • Formada en movimiento expresivo, practicante del sistema Centros de Energía. Quiromasajista y practicante de masaje californiano.
  • Terapeuta individual y grupal especializada en cuerpo y bioenergética.
  • Miembro del equipo clínico y terapeuta de El Centro Espacio Terapéutico desde 2014.
  • Formadora, coordinadora del área de corporal y miembro del equipo terapéutico en el Institut Gestalt de Barcelona.
  • Colaboradora en la formación gestalt de Aula Balear en Palma de Mallorca
  • Terapeuta y co-creadora del Ciclo de Bioenergética impartido en Barcelona en 2014.
  • Terapeuta y co-creadora de la formación en Cuerpo y Conciencia Integrativa impartida en Palma en 2014-15
De familia trabajadora y de carácter práctico, estudié informática para ganarme la vida y pronto trabajé en entorno multinacional. Un entorno serio y competitivo que me ahogaba bastante pero que durante muchos años me dio de comer. Con unos 25 años un amigo me habló de unos cursos de quiromasaje y aquello despertó mucho mi curiosidad.

Me animé a formarme, aquella era una formación muy técnica y académica, sin embargo ahí descubrí por primera vez mi cuerpo y con él nuevas vías de contacto y comunicación. Me apasioné, estuve durante años formándome, dando y recibiendo mucho masaje, mi cuerpo empezó a despertar y con él mis emociones. Pero yo no sabía nada entonces sobre mis propias emociones, entré en una crisis lo suficientemente profunda para atreverme a traspasar la barrera complicada de pedir ayuda. Empecé un proceso de terapia.

Fue con un terapeuta gestalt. La terapia me interesó tanto que pronto quise conocer más, empecé la formación en el Institut Gestalt de Barcelona.

La formación me llevaba irremediablemente a un proceso de desestructurarme. Al mismo tiempo, y cada vez más interesada en el trabajo corporal, ingresé en los grupos de movimiento que hacía Patricia Ríos en Barcelona. Unos grupos que resultaron muy fructíferos, ahí estuve durante años, cada semana nos movíamos varias horas desde un segmento energético, allí pasaron muchas cosas y fueron para mí la gran escuela de aprendizaje sobre mi cuerpo y mi energía.

Pasada mi etapa formativa, empecé a colaborar en grupos y a llevar algunos procesos de terapia. Me seguía formando en el programa SAT, y seguía entonces buscando la forma mejor de integrar mis experiencias corporales con la terapia que había aprendido, aún sentía que me faltaba algo para cerrar el ciclo, esto me llevó a conocer a Juanjo Albert y su formación de Psicoterapia Clínica Integrativa.

El contacto con Juanjo y con la bioenergética fueron otro hito importante, con él aprendí otra forma de trabajo en la que podía integrar todo lo que había aprendido. Por fin las barreras de las técnicas disminuían, al mismo tiempo cayeron varias de mis barreras personales, algunas divisiones internas desaparecieron, empecé a sentirme más integrada.

Consolidé mi trabajo en el año 2013, presenté la tesina a la AETG sobre Bioenergética y Movimiento aplicado a la Gestalt, realicé al mismo tiempo dos procesos en Barcelona y Palma. Con Javier Muro en Barcelona y con Frederic Suau en Palma. Procesos grupales en los que integraba la terapia con el cuerpo, a partir del trabajo bioenergético. Procesos que me llevaron a una forma nueva de trabajar que me satisfacía.

Por esa época también decido dejar ya el trabajo en empresa y dedicarme sólo a la terapia, en Barcelona entro en el Institut Gestalt donde me dedico a la formación de corporal, a la coordinación del área, a la terapia en consulta privada y a los grupos. En Palma sigo colaborando en la formación de gestalt.

En Córdoba y fruto de una profunda amistad con Paco Correderas, iniciamos ahora un nuevo ciclo de trabajo desde el cuerpo, integrando esta vez la parte artística y creativa.

Ilusionada con este nuevo proyecto y con los retos que me ofrece la vida, sigo ahora en este camino, cada vez con más respeto y consciencia de todo lo que implica. Con confianza al mismo tiempo en la capacidad de cada persona para encontrar su propia forma de ser y de vivir.

  • Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt.
Víctor Fernández
Víctor FernándezArteterapéuta Gestalt

VÍCTOR FERNÁNDEZ

  • Arteterapeuta Gestalt. Formado en El Caminante. Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Gestalt (2008-2011).
  • Diplomado en Ciencias Económicas y Empresariales.
  • Máster en Gestión de ONGD y Cooperación Internacional  por ETEA-Universidad de Córdoba.
  • Actualmente en formación en GESTALT en el “Centro de Investigación Psicosociológica Aplicada a las Relaciones Humanas” de Madrid (CIPARH).
  • Miembro del equipo de El Centro Espacio Terapéutico desde 2016.
  • Experiencia en Creatividad y Arte Social con grupos de jóvenes y crecimiento personal con mujeres.
  • Más de 15 años de experiencia en gestión de proyectos de entidades sociales.
Mi trayectoria como terapeuta queda vinculada a mi historia personal. Como no podría ser de otra manera, mi vida ha sido y está siendo, mi maestra. En mi adolescencia, y con varias crisis atravesadas en solitario, me adentré en libros de poetas y filósofos, realicé viajes, y conecté con personas “raras”, pero con las que tenía una atracción especial, buscando el sentido a mi vida. Mucho tiempo después, entendí lo mucho que todo esto me aportó.

Conocí el mundo de la psicología más tradicional, y aunque me ayudó, volví a mis viejos libros a buscar las respuestas. Fue en 2008 cuando, casi por “casualidad”, llamé a las puertas de El Caminante para realizar la formación de ARTerapia, que hasta ese momento era totalmente desconocida para mí. De la mano de Javier Almán y el equipo del Caminante me surmegí en una dimensión apasionante del ser humano; hay un antes y un después en mi vida después de aquellos años. Tardé poco tiempo en hablar de conflictos familiares, y un poco más en darme cuenta que estaba atravesando una nueva crisis vital, y que sin saberlo, había buscado apoyo para no atravesarla sólo. Siempre recordaré con cariño aquel kit básico de Seguridad, Autoestima y Confianza… cualidades que trabajé en el Caminante y que tanto me ayudaron a dar los primeros pasos hacia mi propio autoapoyo. Aprendí a reconocer mi cuerpo más allá del “amasijo hecho de carnes y tendones”… aprendí a darme permiso para expresar las emociones prohibidas en mí… aprendí a utilizar técnicas teatrales, de danza, de pintura… puse conciencia en mi carácter, y visualizé cómo podría ser mi guión de vida, si no tomaba la necesaria responsabilidad.

Decía una amiga uruguaya que la  transformación  entraña algunos dolores necesarios. Hay que aprender de nuevo casi todas las cosas, y empezar a llamarlas con otros nombres: “Dejar atrás esa costumbre de caminar en línea recta para ir desde la casa al trabajo, y desde el trabajo a los amores […] En la transformación se produce  un  gran  alivio  en  los  laterales  de  la espalda, en los precisos lugares donde se está produciendo el nacimiento de las alas”.

En el camino de sanación de mi herida con el AMOR (en mayúsculas), me reconcilié con el amor de pareja y me encontré con Laura, mi compañera, mi amor, y con quien tanto aprendo cada día… poco después, decidimos abrir las puertas a la vida, y vino mi hijo Nicolás. Ellos son mi mayor espacio en el viaje de la consciencia: la individualidad y lo grupal, los límites, las necesidades, los tiempos, los conflictos, las emociones, el respeto a la diferencia, no hacerme cargo de lo que no es mío, ocupar el lugar que me corresponde… Hoy estamos esperando la llegada de una nueva hija: vendrán nuevos conflictos y nuevas alegrías… quiero decir, viene más vida.

Soy economista de formación, aunque mi vida profesional está vinculada al ámbito social: la Cooperación Internacional basada en el Desarrollo Humano. Este trabajo me llevó a vivir varios años en Guatemala, acercándome a una hermeneutica diferente de la vida, que me mostró una nueva manera de estar en el mundo. Mi trabajo profesional ha venido evolucionando con un doble giro: el trabajo centrado en mejorar la vida de los demás cambió a la tarea de recuperar mi propia vida, y por otro lado, el trabajo centrado en el ámbito social, fue tomando un interés por el lado personal. Una vez hecho esa parte del camino, pude salir de una manera diferente al mundo.

En ese camino he trabajo con jóvenes con una propuesta de Arte Social, acompañando la expresión juvenil de la incomprensión y rebeldía hacia el mundo; o con mujeres inmigrantes y víctimas de trata con una historia a sus espaldas muy pesada y dolorosa. El camino me va llevando a poner el foco sobre la persona, incluso como manera de incidir en el entorno. De este planteamiento nace la iniciativa de La Brecha, cuyo lema es “crecimiento personal y transformación social”,  en la que utilizamos metodologías creativas aplicadas tanto al crecimiento personal desde un punto de vista humanista, como al desarrollo social y organizativo de grupos, entidades y empresas.

En 2013 inicio la formación de Terapia Gestalt en CIPRAH, con la referencia de Paco Peñarrubia; esta formación la comienzo con un ojo puesto en mi proceso personal, y otro en profundizar en mi formación como terapeuta. La vida me va enseñando la sutil relación entre desear algo, y que se abran las posibilidades de hacerlo realidad. Hoy me siento muy agradecido a Paco Correderas, por la oportunidad de compartir este espacio… un nuevo tramo en el camino se abre para seguir aprendiendo de la vida maestra…

  • Miembro de la Asociación Andaluza de Arteterapia.
Sara Martínez
Sara MartínezArteterapéuta Gestalt

SARA MARTÍNEZ

  • Arteterapeuta Gestalt. Formada en El Caminante. Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Gestalt (2009-2012).
  • Formada en Constelaciones Familiares en el Centro de Psicología Humanista de Córdoba (2011-2014)
  • Ingeniera Superior de Montes (Universidad  de  Córdoba).
  • Máster  Oficial con mención de calidad: “Agroecología, un enfoque sustentable de la agricultura ecológica” (Universidad de Córdoba/  Universidad  Internacional  de  Andalucía).
  • Curso  de  experta  en  Cooperación  Internacional (Divulgación Dinámica).
  • Curso de experta en Sanidad Vegetal (Universidad de Córdoba)
  • Investigadora en proyectos sociales y agroecología (Universidad de Córdoba).
  • Miembro del equipo de El Centro Espacio Terapéutico desde 2016.
  • Socia co-fundadora de La Brecha (Crecimiento personal para la transformación social) desde 2013
  • Facilitadora de cursos y talleres de “Imprendimiento Social”, creatividad aplicada al desarrollo de ideas, cofacilitadora en talleres Dragon Dreaming.
  • Facilitación y acompañamiento terapéutico a grupos en la puesta en marcha y desarrollo de proyectos sociales.
  • Trabajos de arteterapia de grupo y risoterapia con mujeres y niños en programas sociales financiados por el Ayuntamiento de Córdoba.
  • Coordinación de  proyectos agroecológicos, sociales y terapéuticos como los Huertos Sociales de la asociación Tierra y Dignidad.
Da igual cuál sea la forma en que se presenta la señal.

Puede que sea en forma de tragedia, de problema de salud o simplemente llegue al cumplir los 40 o los 50 años; también puede tratarse de una experiencia espiritual, de una conversación profunda con alguien importante, o aparecer tras un ataque de euforia.

Lo importante es ser capaz de reconocerla, y estar lo suficientemente loca, o lo suficientemente cuerda, como para atreverse a mirar donde antes no se había mirado, a pesar del miedo a quedarse ciega.

Cuando tenía 25 años murió mi amiga Tania en un accidente de helicóptero. De cuajo. Sin orden ni concierto. Esa fue mi señal, el hecho que cambió mi vida por completo.En medio del dolor se me estaba ofreciendo un camino de profunda transformación.

Ahora me doy cuenta y doy las gracias por ello.

Sólo dos semanas después de su muerte escribí:

“Ya hace dos semanas que murió y yo no avanzo. Debería estar mejor…”

Diez años después releo aquellas frases escritas entre tanta tristeza y siento compasión por mi: Había exigencia hasta para superar una pérdida.

Siempre he sido una persona muy sociable, con cierta tendencia a vivir hacia afuera. De pronto me sentía incapaz de permanecer más de una hora en una fiesta o en una reunión. Las situaciones sociales me paralizaban. La gente era un espejo en el que me miraba y me veía oscura, borrosa, angustiada. La voz en off que probablemente me había acompañado desde pequeña, destructiva y cansina, había subido de volumen y me menospreciaba continuamente. Me sentía muy insegura. Si ya no era alegre, divertida, si había dejado de ser el alma de la fiesta, entonces no valía para nada, entonces ya nadie me querría.

Más allá de la tristeza de la pérdida, la muerte de Tania hizo que se quebrara mi rol social.

Creo que pasaron dos años hasta que fui por primera vez a una sesión individual de terapia Gestalt con Estrella Raygón, en Córdoba. Yo no sabía qué me pasaba, sólo sabía que tenía elementos para ser feliz, y sin embargo no lo era.

Dos semanas después, impulsada por otra de mis mejores amigas, Fedra, me apunté en el curso básico de Arteterapia en El Caminante de Málaga. Este fue el inicio de un camino de exploración que ha durado hasta hoy. Nunca antes había pensado en ser terapeuta. Yo me formé, de hecho, como Ingeniera de Montes, y aunque mi preocupación por la cualidad humana siempre había estado presente, hasta entonces la había enfocado desde el activismo social, en las áreas de la Agroecología y la Soberanía Alimentaria. Pero ese cambio de mirada, de fuera hacia dentro, llevó consigo una actualización de mis deseos y sueños, al tiempo que me hizo comprender que la verdadera revolución no es posible si no ha habido antes una revolución interior.

Así que continué haciendo la formación completa de Arteterapia Humanista en el mismo centro, y más adelante inicié mi formación en Constelaciones Familiares, en el Centro de Psicología Humanista de Córdoba.

Un tiempo después, con otros dos compañeros, fundamos La Brecha, desde donde he trabajado  desde la formación/facilitación y haciendo acompañamiento terapéutico a grupos que tratan de montar proyectos de cariz social.

Ha sido este para mi un camino hacia el auto-reconocimiento. De ver lo que hay. De abandonar la lucha y la persecución por el ideal, aunque sea por agotamiento, y finalmente, de aceptar y amar. Aún lo sigo recorriendo, y estaré haciéndolo toda mi vida, ya que es un camino que no tiene vuelta atrás.

Hoy, consciente de mis capacidades y limitaciones, desde la adulta que reconozco en mi, me siento ilusionada y feliz de poner mi experiencia al servicio del crecimiento.

  • Miembro de la Asociación Andaluza de Arteterapia.
Javier Cantero
Javier CanteroArteterapéuta Gestalt

JAVIER CANTERO

  • Arteterapeuta Gestalt. Formado en El Caminante. Escuela de Formación Andaluza de Arteterapia Gestalt (2007-2010).
  • Movimiento Transformacional. Programa Avanzado de Aprendizaje Corporal Emocional. LSHuman. (2014).
  • Más de 10 años como participante en Cursos, Talleres y Experiencias de Crecimiento y Desarrollo personal.
  • Diplomado de Diseño Gráfico y Comunicación Multimedia (Escuela Arte Granada).
  • Maestro especialista en Educación Física (Universidad de Córdoba).
  • Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (Universidad de Granada).
  • Grado Medio en Música.
  • Miembro del equipo del El Centro Espacio Terapéutico desde 2014.
  • Profesor de Educación Fïsica en Educación Primaria y Secundaria.
  • Profesor Colaborador de la Universidad de Córdoba y Granada.
  • Co-fundador de la empresa Agüa Ropa Sport.
  • Creador de la empresa de comunicación  La Cantera Espacio Creativo.
  • Socio de la empresa Xul Comunicación Social.
  • Vocalista del grupo Paidotribos.
Mi trayectoria personal en el mundo del desarrollo personal comienza en mis estudios de Educación Física de la mano de Mar Montávez, profesora de la asignatura de Expresión Corporal. Ella me invitaría a asistir a encuentros de Expresión Corporal en los que conocí espacios de mi que me resultaban completamente desconocidos. En estos conocería a personas que terminarían de abrir mis sentidos a este tipo de trabajo: Javier Almán, Voa, Antonio del Olmo, Jesús Jara, Bippan,…

No obstante, no sería hasta años más tarde cuando una crisis personal me empujara a iniciar mi propio camino en el ámbito terapéutico. Concretamente fue un taller de trabajo de parejas con Javier Almán el que me ayudaría a dejar de mirar hacia afuera para poner el foco en mi necesidad de afrontar un cambio. Recuerdo como un momento muy duro que me activo mi proceso de búsqueda.

En la Arteterapia encontré mi puerta para comenzar a andar. Un proceso de búsqueda continua que continua a día de hoy con la satisfacción de lo aprendido y vivido. Me siento feliz, consciente de mis dificultades y aprendiendo a poner al servicio mi experiencia para acompañar a otros desde el cuidado. Mi perfil profesional, mi experiencia y mi elección personal me llevan a poner el foco de este acompañamiento en los ámbitos vinculados con la comunicación y la generación de nuevos proyectos.

Mucho que agradecer de mi camino, desde mi familia biológica, mi familia elegida y todas aquellas personas que han ido dejando su huella en mi vida para regalarme aprendizajes que forman parte de ese yo que soy ahora.

Sigo aprendiendo, sigo buscando.

  • Miembro de la Asociación Andaluza de Diseño

COLABORADORES

PACO PEÑARRUBIA
PACO PEÑARRUBIA
Psicólogo por la Universidad Complutense de Madrid. Uno de los introductores de la Gestalt en España, cofundador y primer presidente de la Asociación Española de Terapia Gestalt. Discípulo de Ignacio Martín Poyo y Claudio Naranjo con el que colabora periódicamente en su programa SAT. Director del equipo CIPARH (Madrid). Autor de “Integración Emocional y Psicología Humanista” (Marova), “Psicología Dinámica Grupal” (1981) , “Terapia Gestalt, la vía del vacio fértil” (1998) y “Círculo y Centro” (2014).
ANNIE CHEVREUX
ANNIE CHEVREUX
Psicoterapeuta gestáltica (FEAP) formada por la AETG (miembro titular) y por el Instituto SAT de Claudio Naranjo. Co-fundadora y didacta de la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt. Discípula y colaboradora de Claudio Naranjo. Trabajo grupal e individual en CIPARH. Autora de “El Berlín de Perls: El espíritu vanguardista en el arte y la terapia gestalt” (Edit. Mandala. Madrid. 2007).
JUAN JOSÉ ALBERT
JUAN JOSÉ ALBERT
Miembro honorífico del IPETG. Psiquiatra. Neurólogo. Psicoterapeuta clínico integrativo. Coordinador clínico del I.P.E.T.G. Miembro Didacta y Supervisor de la A.E.T.G. Miembro de la Fede-ración Española de Asociaciones de Psicotera-pia (F.E.A.P.).
ELENA REVENGA
ELENA REVENGA
Psicóloga clínica. Especialista en Psicoterapia por la E.F.P.A. (Federación Europea de Asocia-ciones de Psicólogos) y el C.O.P. (Colegio Oficial de Psicólogos). Psicoterapeuta de orientación Bioenergética-Gestáltica. Asesora familiar. Coordinadora de los programas de docencia del I.P.E.T.G. Miembro Didacta y Supervisor de la A.E.T.G. Miembro de la F.E.A.P.
RAMÓN BALLESTER
RAMÓN BALLESTER
Terapeuta gestáltico especializado en arterapia. Reconocido por la FEAP (Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas), miembro titular docente de la AETG y Fundador de la Escuela de Arterapia del Mediterráneo

A día de hoy sigue aprendiendo de la riqueza que resulta al combinar diferentes lugares: alumno, artista, terapeuta, docente y supervisor